El Eneagrama en la UCI: la bancarrota de sustento científico

Maestros que configuran a sus estudiantes para fracasar. Suena horrible e injusto. La trampa del eneagrama, de la forma en que algunos lo han usado, es esta. Un modelo destinado a mostrarte lo que eres, pero no debieras ser. Una verdadera emboscada. Y desgraciadamente buscadores inocentes caen en la celada y confían en un modelo usado de tal forma que no puede resultar de ayuda. Porque conlleva el germen del engaño. Y el eneagrama no tendría por qué ser esto.

Actualmente asistimos a una bancarrota científica de sustento para el eneagrama. Urge establecer un modelo con conceptos y respuestas probadas. Urge definir el objeto teórico del Eneagrama. Sin sustento científico, sin objeto teórico, el Eneagrama estará condenado irremediablemente a las engañosas estanterías de autoayuda. Muchos profesores han intentado en vano penetrar con este modelo los ambientes científicos y académicos e incluirlo en el mainstream de los modelos de personalidad, Claudio Naranjo, el primero. En la última década ha habido algunos esfuerzos puntuales por generar investigación. Sin embargo, los esfuerzos quedan ahí.

Intentaré esbozar algunas hipótesis acerca de elementos que pueden estar entre las causas de esta parálisis del eneagrama:

Entrega superficial

Al ser muy simple e intuitivo, algunos autodenominados profesores de Eneagrama, con un conocimiento muy superficial de psicología, han enseñado y difundido mucha charlatanería provocando un rechazo del modelo en círculos académicos y han transmitido a muchos estudiantes una imagen distorsionada de los eneatipos.

El origen del modelo

El Eneagrama ha surgido de “escuelas de desarrollo personal”. Tanto George I. Gurdieff como Oscar Ichazo y Claudio Naranjo han planteado el Eneagrama como una herramienta para “combatir” lo que han denominado las pasiones, el falso ego y las fijaciones, con estos nombres u otros. Gurdieff a través del método del Cuarto Camino en el “Instituto para el Desarrollo Armónico del Hombre.” Oscar Ichazo con el Protoanálisis en la escuela Arica y Naranjo a través de una experiencia de Módulos de reaprendizaje con objetivos psico-espirituales en SAT "Seekers After Truth".

Ese Eneagrama de origen y uso principalmente psico-espiritual no puede validarse científicamente. Y no puede hacerlo porque es connatural a la ciencia la búsqueda de evidencias que sustenten una verdad siempre provisoría, que puede ser sustituida cuando hay evidencia contradictoria. El Eneagrama de contexto psico-espiritual requiere de categorías preexistentes y no busca ser probado porque se sustenta en su propio sistema de creencias.

El peso de algunas “Escuelas esotéricas”

Parte de la bancarrota científica del eneagrama está explicada por la proliferación de “escuelas” que enseñan diferentes variantes esotéricas del Eneagrama. Estas “escuelas”, las que he conocido personalmente y las que he conocido a través de su literatura de difusión, pretenden con unos u otros matices permitir al estudiante o discípulo el encuentro con la “esencia”, que no sería otra cosa que el encuentro con una “unidad” o en algunos casos, directamente con Dios.

Además de “unirse con el todo” estas escuelas ofrecen “liberarse” del ego, de las pasiones, de las fijaciones, del malestar, del pecado, con estos términos u otros. Las escuelas de Eneagrama que hacen esta oferta están condenadas al fracaso de la misión que se imponen, liberar, cuando su método parte de bases que necesariamente llevan a lo contrario. Las escuelas de eneagrama planteadas de esta forma corren un serio riesgo de convertirse en un sustituto de la religión.

¿Y qué hay de cierto en el eneagrama?

Lo cierto, es que podemos establecer que la figura del eneagrama tiene antecedentes anteriores a Gurdieff, algunos textos sin especificar fuentes señalan a babilonios y caldeos como los creadores. Pero su formulación como modelo de estructuras de personalidad, tiene un primer antecedente en Oscar Ichazo y una configuración más formal con Claudio Naranjo.

También es verdad que como modelo de estructuras de personalidad, funciona perfectamente prescindiendo de la figura del circulo y sus líneas. Y como modelo de estructuras de personalidad, resulta intuitivo y capaz de retratar aspectos centrales de la manifestación humana en sociedad. En esto, resulta muy superior a otras vertientes teóricas de la personalidad que describen en forma muy parcial el fenómeno de la personalidad.

Así como Ichazo y Naranjo no visualizaban en aquellos lejanos años 70 que viviríamos en una sociedad con sobreabundancia de información, donde no es posible esconder ni secretos de Estado, asimismo, creo que algunos de los actuales difusores del eneagrama no visualizan el constante escrutinio que hace la ciencia acerca de lo que se propone como verdades. Y esto es peligroso para la comunidad del eneagrama.

Es tiempo de construir una plataforma de estudio científico acerca del eneagrama. Tarea que no será fácil ya que la comunidad del eneagrama ha antepuesto la difusión antes que la validación del modelo. Pero es una tarea esencial si realmente queremos validar el modelo. Aún estamos a tiempo de evitar la muerte del eneagrama.

48 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

50 / 50